19 abril 2016

La chica del pelo rosa


Género: Suspense

A sus 28 años, Elena sufre una profunda crisis de identidad al comprender que su sueño de ser escritora no es más que una ilusión, un anhelo pisoteado por un trabajo mal pagado y una familia desestructurada. Aunque, en el fondo sabe, que ha sido ella la que ha dejado que su vida se convierta en una anodina paleta de grises de la que es incapaz de escapar. 

Hasta que aparece ella. Sara, la chica del pelo rosa, una misteriosa mujer que irrumpe en su vida para destrozar sus cimientos, poner su existencia patas arriba y devolverle lo que había perdido hacía tanto tiempo, la inspiración. 

Pero todo tiene un precio. Nada en la vida de Sara es lo que parece, las sombras que se ocultan tras sus insondables ojos verdes son oscuras, profundas y planean arrastrar a Elena consigo. La inspiración tiene un precio que va más allá de la muerte.

La vida de Elena apesta. Su madre es una alcohólica que se pasa el día borracha, la relación con su hermana no es tan buena como debería, trabaja en un bar de mala fama con un jefe asqueroso que se pasa el día drogado y aprovechándose de chicas jovenes y perdidas, su amiga/lío quiere atarla a una relación que Elena no quiere, no consigue escribir ni un capítulo del libro que se supone que le dará sentido a su vida,...

Sus días son un sinfín de desánimos hasta que una noche conoce a Sara, una preciosa y misteriosa chica de pelo rosa, que se convierte en su musa y el color de su vida.





Pero asustada de cambiar, Elena intenta olvidarse de Sara e intenta encontrar el color que le falta en sí misma, en la gente que le rodea. Pero nada sale como ella espera y pronto se encuentra con demasiados problemas por todos los flancos. Demasiados pesos que no le dejan respirar.

Hasta que decide dejarse llevar por Sara. Dejar que ella la ilumine y la anime a escribir y a volver a disfrutar.

Pero Sara no es la dulce chica que aparenta ser. Es más peligrosa de lo que Elena se espera y la tiene más controlada de lo que ella se cree.

Y así, casi sin saberlo (o totalmente consciente de lo que hace), Elena se va metiendo más y más en la oscuridad de Sara. Se deja llevar por la forma de ver la vida de Sara y decide que si la vida no le da lo que quiere, ella va a tomarlo. Por la fuerza.

No quiero contar nada de la trama, porque creo que este libro hay que descubrirlo leyéndolo uno mismo. Eso sí, tengo que decir que ha sido una grata sorpresa y que me ha enganchado muchísimo más de lo que pensaba.

Ha habido algunos giros que no me esperaba y otros que sí, pero por encima de eso, lo que más me ha gustado ha sido ver cómo Elena va cambiando su forma de ver la vida poco a poco. Claro, Sara la ha influenciado mucho, pero Elena también iba planteándose cosas aun antes de hablar con Sara.

El viaje interno que ha hecho Elena es uno que creo que todos nos hemos planteado alguna vez. No como una posibilidad, claro que no, pero quién no ha pensado nunca: ¿Y si yo fuese la que le diese su merecido a ese malnacido? ¿Y si dejase de lado la moralidad y cogiera lo que quiero sin pensar en las consecuencias? ¿Tan malo sería vivir sin la idea del "Bien" y el "Mal"? Claro, luego nunca llevamos a cabo esas ideas, pero en este caso Elena sí las lleva a cabo.



Aun así, hay algo que no me ha gustado del carácter de Elena y es que siempre parece culpar a todos menos a ella misma de lo mal que le va la vida. Siempre parece echar la culpa a otros en vez de admitir que es su culpa (aunque a veces sí lo admite). Aun así, en algunos momentos he simpatizado con ella y he querido que las cosas le fuesen bien. Pero no le iban XD

Una lectura diferente (en parte por la trama y en parte porque es la primera historia con escenas lésbicas que leo) que me ha sorprendido gratamente y me ha atrapado hasta el final.

4/5

¿Os llama la atención?

2 comentarios:

  1. ¡Lo quiero! Tiene una pinta genial, y más con tu reseña.
    Besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, a ver si te gusta tanto como a mí *-*

      Eliminar

Yo me tomo mi tiempo escribiendo las entradas, así que agradecería un montón que vosotros tomaseis un poco de vuestro tiempo para escribir algo: una opinión, un gracias, algo (siempre que sea respetuoso). Muchas gracias por leerme ^.^