23 junio 2015

Primavera llena de series: iZombie


Olivia Moore era una disciplinada estudiante de medicina que tenía su camino de vida completamente trazada hasta que fue convertida en zombi. Como cualquier otro zombi, Liv está haciendo su mejor esfuerzo por pasar desapercibida y parecer humana. Su aspecto actual pasa por gótico, con la piel pálida y el pelo casi blanco y su actitud ha pasado de ser exuberante a estar siempre exhausta. El cambio de la chica es desconcertante para Nora, su madre; Major, su ex prometido y para Peyton, su mejor amiga y compañera de cuarto. Renuente a devorar cerebros humanos frescos, Liv se las arregla para obtener un trabajo en el departamento forense de Seattle, en donde tiene acceso a los cerebros que ella debe comer para mantener su humanidad. A pesar de cubrir cuidadosamente sus pistas, el jefe de Liv, Ravi Chakrabarti descubre su secreto. Incluso con el entusiasmo de su jefe, Liv está resignada a una eternidad sin esperanza ni propósito, hasta que descubre que con cada cerebro que consume, absorbe las memorias de esa persona y comienza a experimentar visiones desde el punto de vista de las víctimas de asesinato, obteniendo un conocimiento detallado de la escena del crimen y los motivos que es difícil de explicar. Haciéndose pasar por una médium, Liv trabaja con el detective Babineaux ayudando a resolver casos de homicidio para callar las voces en su cabeza.



Hace poco terminé esta serie, que me llamó la atención desde el momento en el que vi el trailer.

La serie trata sobre la nueva vida de Liv. En una fiesta, su vida cambia totalmente. La araña un zombie, y se convierte ella misma en un zombie. Obligada a comer cerebros para no enloquecer y volverse un monstruo de verdad, empieza a trabajar de forense. Así puede comer cerebros sin alarmar a nadie.
Pero no todo es tan fácil. Al comer cerebros, recibe recuerdos de la víctima (al igual que su personalidad, lo que lleva en algunos momentos a capítulos muy divertidos). Así, haciéndose pasar por una medium, ayuda a la policía a resolver casos.

Pero paralelamente, hay un grupo de zombies que están haciendo negocio vendiendo cerebros de jóvenes sin casa a los que asesinan.

Si os tira para atrás el tema de los zombies, no os preocupéis. No es una serie especialmente asquerosa, y los zombies no dan mucho miedo. Son como personas normales (buenos o malos), con la diferencia en su dieta. Encima, tiene una estética de comic que hace que la serie pierda ese rollo de zombie aterrador, haciéndola una serie que tira más a lo cómico.

Tiene 13 capítulos, y ya ha terminado la primera temporada. La serie no es la mejor de la historia, pero es entretenida. Si tenéis algo de tiempo y os llama, yo os la recomiendo.

Los personajes son adorables. Liv y Rafi (su jefe) son adorables, y los mejores amigos del mundo mundial. Tienen momentos muy graciosos, y una dinámica muy divertida. Encima, como él es el único que sabe que ella es un zombie, se convierte en su apoyo. Por otro lado están Mayor (su ex-prometido) y Blaine (el antagonista). Son interesantes, pero Rafi y Liv les ganan de goleada XD

Cuanto más se acerca al final, más interesante se pone, haciendo que no puedas dejar la serie. Encima, atan casi todos los cabos sueltos, dándole un final bastante bueno a la temporada.

Así que si tenéis tiempo, darle una oportunidad a Liv ;)

2 comentarios:

  1. ¡La tengo pendiente! A ver cuando puedo empezarla.
    Besotes

    ResponderEliminar
  2. ¡Me la anoto!*__* gracias por la recomenadción.

    ResponderEliminar

Yo me tomo mi tiempo escribiendo las entradas, así que agradecería un montón que vosotros tomaseis un poco de vuestro tiempo para escribir algo: una opinión, un gracias, algo (siempre que sea respetuoso). Muchas gracias por leerme ^.^